Estimados/as compañeros/as.

Desde COAG nos remiten algunas recomendaciones de cara al desarrollo de la trashumancia de colmenas en relación al Real Decreto 463/2020 de declaración del estado de alarma. Remarcan la importancia de ser prudentes y que tengamos en cuenta que se trata únicamente de recomendaciones, ya que no existe –al menos por el momento– ninguna nota interpretativa oficial ni del Ministerio de Agricultura ni del Ministerio de Transportes en relación a esta actividad.

RECOMENDACIONES

En caso de que por las características de vuestra trashumancia consideréis necesario realizarla acompañados/as por otra persona y algún miembro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado os requiera una justificación, estos son los puntos a destacar:

– La trashumancia de colmenas es una actividad que debe realizarse durante la noche y de forma rápida para evitar el escape de abejas y el estrés térmico que afectaría a las colmenas cerradas durante el día y/o periodos de tiempo más largos.

– Durante la trashumancia, si hay que hacer paradas a lo largo del viaje, se recomienda no apagar el motor del vehículo para que las abejas no se percaten de la incidencia y permanezcan tranquilas.

– Es necesario cargar y descargar un gran número de colmenas, de nuevo, en el menor tiempo posible.

Por todo lo anterior, está plenamente justificado que puedan ir dos personas en la cabina del vehículo ya que es necesario para poder establecer turnos en la conducción durante la noche y colaborar para reducir al mínimo posible el tiempo de movimiento de las colmenas (que, no lo olvidemos, contienen colonias de abejas vivas).

Las dos personas que realicen la trashumancia y compartan espacio en la cabina del vehículo deberán respetar las recomendaciones y obligaciones dictadas por las autoridades sanitarias. Estas son:

– Evitar el contacto cercano manteniendo, dentro de la cabina, una distancia de 1-2 metros entre ambas personas.

Llevar mascarilla (es posible que las personas seamos portadoras asintomáticas del virus; por tanto, al compartir un especio tan reducido y existir riesgo de contagio en tales casos, habría que comportarse como si se fuera portador del virus).

Higiene frecuente de manos (lavado con agua y jabón o soluciones alcohólicas).
Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca, ya que el contacto entre las manos y las mucosas facilita la transmisión del virus.

– Favorecer la ventilación de la cabina del vehículo, preferiblemente desde el exterior (abriendo las ventanillas).

WEB DEL MITMA. ENLACE A LAS PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE TRANSPORTE Y MOVILIDAD.

DESCARGAR RECOMENDACIONES

Pin It on Pinterest