AUMENTAN LOS CASOS DE VIROSIS DURANTE ESTA PRIMAVERA.  Aunque venimos observando un repunte en los últimos años, los efectos de la virosis de la parálisis crónica (CBPV) se han hecho más frecuentes e intensos en multitud de colmenares. También en algunos países europeos ha habido un aumento de la incidencia de esta virosis, al menos desde 2007.

Esta virosis suele ser estacional, se presenta preferentemente en los meses de primavera, aunque este año ha habido casos desde enero. Habitualmente afecta de forma ligera o moderada a alguna o varias colmenas de cada apiario, aunque este año ha habido casos muy graves con un despoblamiento acusado y con muchas colmenas sintomáticas en el mismo colmenar. Los síntomas son conocidos y reconocibles por parte de los apicultores experimentados: Abejas con temblores en piquera o en las inmediaciones, a menudo sin pelo, con apariencia de abejas viejas o pilladoras (“ladronas negras”); aunque no tan llamativo, pueden verse abejas con abdomen hinchado; en casos graves, se acumulan abejas muertas en piquera y en el transcurso de 2-3 semanas pueden llegar a ser abundantes.

Vamos a centralizar la recogida de muestras para confirmar el diagnóstico. Los apicultores que observen estos síntomas pueden recoger preferentemente abejas vivas o recién muertas (mínimo 50 abejas) guardarlas en congelador y ponerse en contacto con los servicios técnicos de apiADS.

 

 

Pin It on Pinterest