La Dirección General de Medio Natural de la Junta de Castilla y León ha declarado la situación de alerta por riesgo meteorológico de incendios forestales entre los días 22 y 24 de julio. Lo que significa la toma de medidas extraordinarias previstas en la Orden del 25 de junio, por la que se regula el uso del fuego y se establecen medidas preventivas para la lucha contra los incendios forestales en Castilla y León.

La resolución, de 19 de julio de 2019, declara situación de alerta los próximos lunes, martes y miércoles, 22, 23 y 24 de julio. En el documento, se explican y se requieren una serie de medidas preventivas complementarias de aplicación obligatoria para minimizar los riesgos.

Entre otras medidas, se encuentra la prohibición del uso de humadores para las actividades apícolasIR A LA RESOLUCIÓN

Pin It on Pinterest