Con este artículo COAG hace una descripción, aunque breve, pero certera sobre una realidad que por desgracia también a los apicultores no está afectando.

«El vertiginoso aumento de los precios del gasóleo ha duplicado el coste de los desplazamientos. Una explotación media de 500 colmenas han pasado de tener de unos gastos en transporte de 5.200 euros a superar los 10.000€. Los apicultores acumulan un sobrecoste de 20.000 euros durante la presente campaña. A la subida de los precios del gasóleo, se suma el coste del suplemento alimenticio de las abejas ante la escasa floración por sequía.»

Artículo completo