El domingo 10 cerró su puertas la feria apicola de Montroy «Fivamel«. Entre otros temas se debatió sobre el problema que tienen los apicultores autóctonos, productores de miel local y de gran calidad, frente a la miel de China, que es la que domina el mercado internacional en la actualidad.

La feria Fivamel reclama un equilibrio entre la gran empresa y el artesano que prestigie la calidad de la producción autóctona. El certamen apuesta por la pedagogía para reivindicar el valor del oficio.

IR A LA NOTICIA: Levante-EMV.com » La Ribera

Pin It on Pinterest